5 Consejos para Ser un Diseñador Freelance Exitoso

Blanca Benavides Concejos de Diseño

Hoy queremos compartir con ustedes los 5 consejos más importantes a tener en cuenta, para ser un diseñador textil o artista comercial exitoso en el mundo del trabajo freelance, de acuerdo a nuestra entrevista con la diseñadora Blanca Benavides.

CONSEJO #1: Despréndete de tu estilo personal

Todo diseñador o persona dedicada a algún área creativa o artística, tiene un estilo particular. Una forma de hacer las cosas que lo diferencian de todos los demás. Sutilezas en el trazo, una paleta de color predilecta, una herramienta de la cual no se quieren separar.

El estilo es algo directamente relacionado a la esencia del artista y, por ello, es  algo que de lo que, nunca se puede realmente escapar. Sin embargo, a la hora de trabajar para un cliente, es importante asegurarnos que no solo nosotros nos sintamos identificados con el trabajo realizado, sino que el  cliente también vea reflejada la esencia de su marca o proyecto allí también.  

“Yo siento que uno tiene que adaptarse a lo que están pidiendo las personas, lo que quiere el cliente. Yo no quiero imponer mi estilo en tu marca. Yo quiero que aunque yo sea la que hace el estampado, al final tú eres la artista de tu marca, entonces tú también tienes que sentir que es algo que te representa a ti también y a tus clientes”

CONSEJO #2: Deja el ego a un lado

En el segundo consejo, Blanca nos recuerda lo importante que es evitar que el ego tome control y se meta en tu trabajo. ¿Qué quiere decir eso? Que tengas siempre presente que las correcciones y cambios que haga el cliente jamás son un comentario personal hacia tu estilo, tu trabajo o tu esencia como artista. Son solo preferencias de diseño que el cliente, en dado momento, considera necesarias para lograr comunicar mejor lo que quiere, o para que tu diseño esté más relacionado con su marca. Con una buena comunicación, logramos que ambas partes salgan contentas con el trabajo que se ha realizado.

“Es algo que cuesta a veces pero de cierta manera tienes que aprender a desprenderte de tu trabajo. El arte es algo tan personal y tan tuyo y tan representación de tu voz y tu forma de ver la vida, que tienes que aprender a desprenderte de tu arte, porque si alguien te dice lo que esperan para su marca, la idea no es que pienses que te están criticando como artista o haciéndote sentir mal, así como tú como artista tampoco los quieres hacer sentir mal a ellos.”

CONSEJO #3: diseña SIEMPRE.

Tengas trabajo o no lo tengas. Tengas tiempo libre o no lo tengas. Tengas ideas frescas por hacer o no las tengas.

Diseña. Diseña. Diseña.

Crea cosas y no dejes ir el hilo conductor de la inspiración. La creatividad es algo innato en nosotros desde niños, pero si no la utilizamos se va durmiendo y luego cuesta trabajo y dedicación despertarla.  Así que nunca dejes de crear y diseñar independiente de si es para un cliente o para ti.

“Esa exploración propia no es una pérdida de tiempo sino una forma de crear algo distinto.”

CONSEJO #4: No tienes que Inventarte todo de cero

Ligado al consejo #3, viene: No tienes que inventarte todo de cero.

Cuando diseñas y creas contenido constantemente (en especial en esos momentos en que no estás trabajando y puedes explorar todo cuanto sale de tu mente), estás no solo ejercitando tu inspiración y habilidades artísticas, sino que, en pocas palabras, estás creando un stock de elementos gráficos de futuro uso potencial. Y claro, puedes coger esos elementos y publicarlos. Sacar tu propio trabajo, comercializar tu propia obra de arte, o agregarlo a tu portafolio en redes sociales. Pero aquellos diseños que aún no hayas usado de forma comercial y les veas el potencial de convertirse en algo más, déjalos en pausa y entonces, cuando llegue el momento en que debas diseñar algo para un cliente, podrás utilizar patrones preexistentes dentro de tu ´Stock de Creaciones´ juntarlo con una idea nueva, y crear algo completamente diferente que se adapte a la imagen perfecta que el cliente tenía en su mente.

Y así, pocas veces tendrás que empezar de cero creando algo para un cliente.

“…Creo que a mí me ayuda eso de siempre tratar de seguir creando. Aunque no tenga trabajo, hacerlo por mí. Veo algo que me inspira y sentarme y hacer un trabajo sobre eso, porque eso luego lo puedo usar para un trabajo. No siempre tienes que inventarte todo de cero. Puede ser que tomes fragmentos de algo tuyo o incluso que una marca venga y te pida algo y tú creas que pueda servir, dices: “Pues mira, tengo esto. Puedo ajustar los colores al que quieres pero creo que aplica a lo que buscas. ¿Te gusta?”

CONSEJO #5: Todo es una Oportunidad para Aprender

Como diseñadores o artistas, estamos constantemente reinventándonos y evolucionando. Es por eso que cuando te llegue la oportunidad en que debas trabajar con un cliente que exige que vayas mas allá de tú zona de confort, no lo dejes de lado: úsalo como oportunidad para aprender. Cuando no tienes un trabajo y pintas por gusto propio: oportunidad para aprender. Cuando descubriste un artista que consideras trabaja mejor cierta técnica de lo que tú lo has logrado: oportunidad para aprender.

Todo es una oportunidad para aprender. Blanca, por ejemplo, nos comenta que aunque gusta de crear sus propias obras de arte y expresar su visión personal, disfruta enormemente trabajar para clientes. Esto, porque lo usa para aprender nuevas técnicas y formas de pensar que la hacen evolucionar en su estilo personal.  

 

Y tú ¿qué crees que es importante a la hora de ser un diseñador freelance? ¿Tienes más consejos para los que están empezando? Cuéntanos en los comentarios.



Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados